Durante 10 años trabajé como gerente en un Centro de Activación Vocacional, pero debido a la edad y el deterioro de mi salud, decidí terminar esta etapa de mi vida. Por lo tanto, con 5 mujeres, que se prepararon en este Centro para trabajar en el mercado abierto, decidimos iniciar una empresa de mujeres especializada en catering. Disponemos de 4 puntos de venta.

Todavía soy su mentora, ya que requieren apoyo debido a sus dificultades de aprendizaje, pero son mucho más audaces, más confiadas y pueden ganar más. Estas mujeres deben tener tareas claramente definidas, explicadas en un lenguaje sencillo. Trabajan menos horas, tienen vacaciones más largas y requieren más paciencia.

Cualquier cambio en el puesto de trabajo necesita una preparación adecuada, conversaciones o incluso atención, porque reaccionan con estrés severo, dolor abdominal o dolores de cabeza. Todos los días en el trabajo están extremadamente involucradas, incluso son devotas, honestas y se preocupan por nuestra imagen, por lo que los clientes se acercan a ellas con gran cordialidad. Tienen mayor sensibilidad hacia otras personas.

Ayudan a nuestros clientes a veces más allá del «alcance de las responsabilidades» cuando entra alguien mayor o un niño. Quiero enfatizar que la vida nos brinda diferentes sensaciones, malas, inevitables, como enfermedades, pero nos da la oportunidad de usarlas adecuadamente; prepárate y ten mucho coraje y fuerte capacidad de movilización. Existe potencialmente un gran poder en casi todos los seres humanos. A veces se necesita el ser humano correcto para su liberación.